Alejandro Filio: la Canción Vida, la Vida una Canción

Estándar

La primera vez que escuché la música de Alejandro Filio (Ciudad de México, 1960) fue una suerte de revelación ante la aparición de un nuevo gurú de la Nueva Canción Latinoamericana. Mi entrañable hermano tico, el también cantautor Diego Sojo, llegó un día con una copia del formidable Un secreto a voces, uno de los más hermosos trabajos que a nivel de canción latinoamericana se hayan grabado jamás, y que se abría precisamente con el tema Vienes con el Sol, interpretado a dúo con Silvio Rodríguez, para continuar otros temas suyos acompañado o cantados por Víctor Manuel, Luis Eduardo Aute, Pedro Guerra, Tania Libertad, Alberto Cortez, Alejandro Lerner, Vicente Feliú, León Gieco, Juan Carlos Baglietto, Gerardo Alfonso, Carlos Varela, Amaury Pérez y Raúl Torres. Habían pasado exactamente 16 años desde que, en la adolescencia y con esa misma cantidad de años a cuestas, alguien puso en mis manos un vetusto y estropeado casete de Silvio, con temas como Mariposas, Te doy una canción, La Maza, Fábula de los Tres Hermanos, Playa Girón, Pequeña serenata diurna, En el claro de la Luna, Testamento, El Mayor, Ya no te espero, y las alucinantes Ojalá (en su primera versión, aquella en que Silvio canta “ojalá por lo menos que TE lleve la muerte…”), La Gaviota y De la ausencia y de ti; y, desde entonces, mi percepción de la música, la poesía, el mundo y la realidad se trastocó para siempre.

alejandro_filio_1

A comienzos de diciembre del año 2002, el cantautor mexicano llegó a Cuenca para ofrecer el que entonces fue su primer y único recital en el Ecuador. Las expectativas creadas en torno a su presentación fueron rebasadas por un público que colmó el teatro Casa de la Cultura, para corear junto con él temas que difícilmente se escucharían en las emisoras de radio, por su evidente condición de música no comercial. Si bien no era muy conocido en el país por no seguir el juego de las grandes transnacionales de la industria musical, ha logrado a lo largo de su carrera un gran prestigio en muchos países iberoamericanos, gracias a los contenidos y la poesía de sus letras, el timbre de su voz y la intensidad de sus melodías.

Las vivencias personales, las de sus amigos, las de todo mundo, han llenado sus canciones desde hace tres décadas, y ha sido por ellas que, en tanto cantautor, su labor lo llevó a convertirse en intérprete del sentimiento popular contemporáneo. Por ello, sus canciones son un reflejo de la vida cotidiana y de una realidad que concierne a todos: “Trato de hacer de la vida una canción y de la canción vida”, expresa convencido este pequeño gigante del nuevo canto latinoamericano.

Filio cree que todos los problemas que nos aquejan como latinoamericanos, comprometen a trovadores como él a militar en una forma de expresión artística. De ese modo le es posible interpretar y manifestar el sentir popular de muchísima gente. Es una manera de aportar algo a la sociedad. La militancia política, en cambio, no le interesa para nada, pues la concibe como una forma de crear títeres y de manipular a los países que no tienen el mismo poder que las grandes potencias.

concierto-de-Alejandro-Filio

RAO: ¿Cuáles son las temáticas que abordas en tus canciones?

AF: Son vivencias personales que luego se hacen de los demás también, no porque sean mías sino porque todos vivimos las mismas cosas, en diferentes momentos y de diferentes maneras: enamorarnos, desenamorarnos, defraudarnos, volver a creer, responsabilizarnos, formar parte del cambio que vivimos hoy en día. Las cosas que nos interesan a todos, que vivimos todos los días, que soñamos, sufrimos, experimentamos, aprendemos, y las que nos faltan todavía por ver constituyen la temática de mis canciones.

¿Cuánto hay de ficción en tu trabajo?

Muy poco. En realidad no es ficción cuando hablo de mí, de asuntos que conciernen a otros también, y de asuntos que suceden a lo mejor lejos de mí. Sin embargo no dejan de suceder: hablar de la selva de La Cantona en Chiapas, hablar de los indígenas que reclaman su derecho, que aparecen de pronto un primero de enero de 1994 como un fantasma que siempre ha estado ahí, acechando y esperando el momento de decir que la justicia se tiene que hacer con ellos que son parte de un país importante como es la República Mexicana. Yo sí creo que trato de hacer vida a la canción y de la canción vida.

portadafilio_jpg529f4d09b3881

¿En qué medida asumes el compromiso con lo social a la hora de presentarlo en tus textos?

En el grado que me permite mi capacidad de enterarme de las cosas, comprenderlas y hacer asuntos ajenos más míos. Creo que es un derecho de todos los mexicanos y de todos los latinoamericanos expresar la aprobación o desaprobación de las formas con que nos gobiernan, que a la larga nos va a llevar a seguir siendo esclavos de un sistema, de una forma o de un imperio. Como lo denominan en Cuba, el famoso imperialismo yanqui, que parece ser que pasa de moda pero es un animal que solo duerme un momento y vuelve para devorar. Ser artista y hablar de estas cuestiones es una forma de aportar a la sociedad.

¿Es ese el tipo de militancia que te interesa?, ¿no la militancia política?

Claro. En la política no creo desde hace tiempo. Hoy en día lo que predomina es la política económica de las potencias mundiales. A nivel nuestro, política es una forma de hacer títeres, de crear títeres y de manipular así a los países que no tienen el mismo poder que las grandes potencias. Militar en algún partido político para mí es absurdo, al menos en este momento. Frente a pugnar por una izquierda que ya es medio-izquierda manipulada, y pugnar por una derecha que no es más que interés económico, creo que lo importante es rescatar nuestros valores y rescatarnos a nosotros mismos, algo que va mucho más allá de la política y es mucho más imprescindible.

untitled4 cd18

Alejandro se considera una persona optimista y alegre, pero al mismo tiempo alguien que opta mucho por la introspección, que encuentra muchas necesidades y cuestiones que analizar y superar, suplir, y todo eso va a las canciones: alegría, tristeza, nostalgia, inquietud, compromiso. Es así como explica esa aparente ambigüedad entre sus temas y su forma de ser.

Aunque tienes una fama de parrandero, alegre y fiestero, tus temas a nivel de melodía tienen cierta dosis melancólica. ¿Cómo explicas esa aparente dualidad, esa probable contradicción?

Esto es una forma de ser un ser humano. Estas ambivalencias y antagonismos, los buenos y malos ratos que manifiesta el artista por medio del ser humano, creo que es importante compaginarlos. Siempre he sido una persona optimista, alegre como tú mencionas, pero también alguien que hace mucha introspección, que analiza mucho, que encuentra muchas necesidades y cuestiones por analizar, superar, suplir, y todo esto va a las canciones.

filio

¿De quién fue la idea de llevar adelante el proyecto Un Secreto a Voces, y por qué esos cantantes y no otros?

Fue idea de Maru Bayardo, que es mi representante, esposa, mánager, musa y todo lo demás. Ella tuvo la inquietud de hacerlo y yo a su lado aporté lo que tenía que aportar: mostrar mi trabajo a quienes se propuso estas canciones para interpretarlas. Fueron ellos precisamente porque han sido de alguna manera la influencia que he tenido en el canto, en la música, y sobre todo porque son una familia que pugna siempre por una canción mejor, a pesar de las diferencias ideológicas o políticas que puedan tener.

¿Se quedó alguien fuera de esa empresa?

Sí, se quedaron muchos fuera: Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa, Fito Páez, Pedro Aznar, Silvina Garré. En fin, hay muchísimos artistas más que se quedaron fuera…

¿Qué pasaría si sellos como Sony, Warner o Emi te tentaran con un contrato millonario?

Hay una canción mía, que se llama Dicen, que dice en sus últimas estrofas: “Dicen que ya me cansaré/ que tiene un precio este querer,/ dicen, dicen y algunos hasta me maldicen…” Yo creo que no tiene precio esto. Creo que sus fórmulas y formas nunca han ido de acuerdo conmigo, y son lo suficientemente astutos –no dije inteligentes- para no acercarse a mí cuando saben lo que pienso de ellos, lo que sé de ellos, y lo que no apruebo de ellos.

Sus objetivos son completamente opuestos a los míos: son económicos, de ventas, de grandes ventas, de “hits” tras “hits”, y para ello tienen que usar fórmulas antiéticas y antiestéticas… Sería muy tonto de mi parte soltar este poder que he adquirido, esta gran capacidad de decidir qué es lo que quiero y qué no, solamente por un puñado de dólares. Creo que hay gente para eso, que sí se presta a eso y sí vive de esa manera.

Aalejandro filio_9           Aalejandro filio_18

Aparte de toda la gente de la Nueva Trova Cubana y de la Nueva Canción Latinoamericana, ¿qué otras influencias reconoces en tu trabajo?

Desde luego, Bob Dylan, Los Beatles, Claudio Baglioni; un poco también la forma de la salsa de Rubén Blades, su fórmula socio-política-musical, que creo es una gran congruencia en un hombre al que se le dan tantos carismas al mismo tiempo. Las influencias son muchas: Chico Buarque, Caetano Veloso, gente que admiro, que he escuchado, en la que reconozco compromisos también, a pesar de la barrera que pueden ser los idiomas.

¿Cómo es el proceso de creación de una canción?

Es algo que lo tengo muy claro. Quizá por eso tengo una infraestructura y una independencia en cuanto a mi producción. Tengo muy claro que vivo, analizo, resumo y después escribo. La teoría de darse a la sensibilidad para vivir no es intensamente posible. Si es que se puede definir como un proceso, una receta o croquis, sería vivir, introspectar, analizar, recapitular y escribir. Esta es la forma como lo hago yo. Acompaño siempre los momentos de introspección, de recapitulación con una guitarra, y es así como la guitarra sugiere cambios armónicos para hablar de sensaciones, de cosas, de sentimientos. Casi siempre está conectada esa guitarra con el sentimiento. Casi siempre habla primero la guitarra y contesta después el alma del ser humano.

1387843338_241213Vida-Filio

¿No tienes miedo de repetirte?

Creo que no puedo repetirme siempre y cuando siga cantando y evolucionando. Hay muchos temas que tratar y de los cuales hablar, siempre que haya muchas cosas que vivir y experimentar, que superar y crecer, evolucionar.

Tus canciones contienen una elevada calidad poética que evidencia también buenas y muchas lecturas. ¿Qué lee Filio, aparte de Jaime Sabines?

Siempre me ha gustado leer en voz alta a los clásicos, sus rítmicas, métricas, sus versos de arte mayor, los endecasílabos y alejandrinos, sonetos, como formas de recordar los lineamientos de la poesía y de la canción. He leído a Miguel Hernández, Antonio Machado, Mario Benedetti, Ernesto Sábato, Octavio Paz, autores que despiertan los instintos creativos y alucinantes del ser humano.

¿Has pensado en publicar tus escritos?

Tengo ya un buen tanto de poemas y pienso en algún momento de mi vida tener un libro de poemas, y también un libro de cuentos y anécdotas.

  10561654_265174490345956_6554716765377962735_n    FARE15040704B

¿Por qué esa alusión bastante dura al “rey Arjona” en tu canción El Reino de los Ciegos?

Pienso que usar un estereotipo como es Arjona es un poco riesgoso cuando el reino de los ciegos, a quien está escrita la canción en realidad, yo no sabía que estaba tan ciego después de ver las reacciones de la gente defendiendo a su rey Arjona. Fue cuando me di cuenta de la magnitud del problema. Es un problema que nos aqueja dentro de la música latinoamericana. Sé de dónde viene, cuál es la confabulación que ha habido entre estos artistas y las compañías discográficas, como una fórmula perfecta para hacer mucho dinero, pero para echar abajo el gusto musical y las directrices de los jóvenes que pretenden ser cantautores algún día.

Veo cómo Arjona pasa por encima de todas las técnicas de escritura, cómo viola la rítmica, la métrica, cómo se come la temática, cómo fusila los grandes temas de grandes autores como Silvio Rodríguez o Joaquín Sabina. Y es increíble ver cómo el reino de los ciegos no se percata de eso, y además no tiene información ni memoria, y entonces canaliza su respeto, admiración y reconocimiento en su mal gusto hacia un rey como Arjona.

2002-2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s