Monólogo de un Desgajado

Estándar

Monólogo de un Desgajado: micro-ensayos sobre cultura contemporánea”, de Rodrigo Aguilar, es una selección de textos de opinión, originalmente publicados en las páginas editoriales de algunos de los principales medios impresos de la región centro-sur del Ecuador, entre los años 1991 y 2008. Diferentes hechos y acontecimientos operados en Cuenca, en el país y en el planeta, son registrados a lo largo de las páginas de este libro, cuya lectura se va convirtiendo así en un recorrido por la cotidianidad de la capital azuaya durante un periodo de dos décadas, precisamente el lapso en que más aceleradamente se transformó su fisonomía y su ritmo de vida.

Decenas de personajes van mostrando, a través de estos escritos de Rodrigo Aguilar Orejuela, las huellas que a su paso han dejado en la ciudad, o la forma en que ésta les fue influyendo. Cuenca y su mundo cultural, y los cambios que a través del tiempo inevitablemente se han ido dando, son minuciosamente retratados en los diferentes micro-ensayos seleccionados. Es, en definitiva, Cuenca la gran protagonista, al mismo tiempo que el gran escenario y el tema principal en torno al cual giran los textos que integran esta antología, que fue prologada antes de su deceso por el intelectual cuencano José Serrano González.

Publicado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay, el libro es el sexto título de la colección Los Apus, en la que antes se ha lanzado ya obras de Galo Alfredo Torres, Sebastián Endara, Iván Petroff y Patricia Pauta.

IMG_3522

El autor

Rodrigo Aguilar Orejuela (Esmeraldas, 1970) es escritor, negro literario, periodista, editor, articulista. Ha ejercido el periodismo de opinión e información durante un cuarto de siglo en diferentes medios impresos del Ecuador. Fue editor de la Agenda Cultural de Cuenca (2008-2010), y de la revista Tres de Noviembre, órgano del Concejo Cantonal de Cuenca (2008), así como asesor editorial de la Alcaldía de Cuenca entre los años 2010 y 2015. Fue editor del libro Cuenca de los Andes (Municipalidad de Cuenca-CCE, 1998), uno de los documentos presentados por el ex alcalde Fernando Cordero para sustentar la candidatura del Centro Histórico de Cuenca a Patrimonio Cultural de la Humanidad ante la UNESCO, finalmente inscrito en la Lista Mundial el 1 de Diciembre de 1999.

Por su trabajo titulado A Vivir una Cultura Diferente, sobre el modus vivendi de los ecuatorianos inmigrantes en Estados Unidos, publicado en la prensa cuencana, resultó finalista en el V Concurso Nacional de Periodismo Símbolos de Libertad (1997), cuyo jurado estuvo conformado por el escritor mexicano Carlos Monsiváis, y los periodistas colombianos Plinio Apuleyo Mendoza y Jaime Abello Banfi, este último director general de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), creada por el escritor Gabriel García Márquez.

En el año 2004 fue triunfador absoluto en el Primer Concurso Nacional de Ensayo convocado por la Universidad del Azuay. Ha publicado los títulos Colombia-Ecuador: un Ejemplo de Convivencia (Universidad del Azuay, 2004), El Encanto de Cuenca de los Andes (ediciones en español, inglés, francés y alemán, Fundación Municipal Turismo para Cuenca, 2005), Mercado, Barrio y Ciudad: Historia de la Nueve (Municipalidad de Cuenca, 2009), El Vuelo del Colibrí (2011), Como el Cardo: Retrato hablado de Eudoxia Estrella (Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2013), Monólogo de un Desgajado (Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2016).

Comentarios acerca del libro

José Serrano González: “He aquí la imperfecta, irritante, corrosiva serie de micro-ensayos de Rodrigo Aguilar Orejuela, abriendo el amplio espectro del idioma, con frecuencia, a las realidades más exteriores de nuestra circunstancia humana. A su libertad creadora se debe ese fervoroso sentimiento que impregna su lenguaje: con la conciencia de su honestidad insoslayable que le permite decir y definir a las cosas por su propio nombre.”

Andrés Abad Merchán: “Rodrigo Aguilar asume el reto de ahondar fundamentalmente la historia y la contemporaneidad de Cuenca y de nuestra nación, a partir de la promoción de su literatura, o desde el análisis de retazos de la vida cotidiana. Los textos hablan sobre los momentos buenos o agonizantes por los que ha atravesado el quehacer literario en el austro ecuatoriano, del mismo modo que abordan los temas de la cultura local y nacional, utilizando una nueva forma de expresión, para entregarnos algo distinto, novedoso y actual. Su prosa periodística está provista de un sarcasmo, a veces despiadado, para elaborar el concepto de la sociedad actual en sus múltiples complejidades. Lo mejor de esta colección de artículos radica en lo que denuncian e insinúan. En esos intersticios, el lenguaje se ilumina como si hubiera captado la síntesis de lo visto, lo pensado y lo intuido. Ahí prevalece precisamente el oficio de escritor.”

Oswaldo Encalada Vásquez: Estos trabajos de opinión, que muestran una alta calidad en el plano periodístico, constituyen una visión del mundo contemporáneo así como de la vida particular del país y de la ciudad, ya sea en sus aspectos sociales, como en los políticos y culturales. Escritos con total dominio del español como lengua de comunicación en el mundo actual, algunos de estos artículos podrían estar en cualquier antología del periodismo ecuatoriano.”

Anuncios